martes, 2 de septiembre de 2014

OSHO,La Ciencia del Alma

"La apertura hacia una consciencia superior quiere decir que has de poseer en ti algo que no sea susceptible de ser puesto en duda; eso es lo que quiere significar "confianza".
Has de tener al menos un punto en el que confíes, sobre el cual no tengas dudas, incluso aunque desees tenerlas.
Por eso digo que Descartes llegó, a través de su investigación lógica, a un punto en el que, "no podemos dudar de nosotros mismos, no puedo dudar de que yo existo, porque incluso para afirmar que "yo lo dudo", yo he de estar ahí. La misma afirmación "yo lo dudo" demuestra que yo existo".

OSHO

VEDANTA

Siempre que ejecutamos una acción y siempre que desarrollamos un pensamiento, una impresión, una especie de huella sutil, se labra en la mente.
A veces somos consciente del proceso de impresión y a veces no. Cuando las acciones son repetidas las marcas se hacen más profundas.
La combinación de dichas huellas forman nuestro carácter e influyen en nuestros pensamientos y acciones subsecuentes.
Si, por ejemplo, somos propensos a enojarnos fácilmente, creamos una mente rabiosa que estará predispuesta a reaccionar con ira más que con paciencia y comprensión. Así como el agua que una vez canalizada aumenta su presión, de igual modo las huellas en la mente crean un patrón de comportamiento el cual es extraordinariamente difícil de resistir.
Cambiar un hábito mental establecido es literalmente una batalla terrible.

VEDANTA

martes, 26 de agosto de 2014

AHORA, LA DISCIPLINA DEL YOGA OSHO



...Las terapias son para gente enferma. Las terapias pueden ayudarte a llegar al yoga, pero el yoga no es una terapia.
El yoga es para una clase de salud superior, para una clase de salud diferente, para una clase de ser y de totalidad diferente.
La terapia puede a lo sumo, reajustarte. Freud dice que no podemos hacer más. Podemos hacer de ti un miembro normal, adaptado a la saciedad.
Pero, si la sociedad en sí misma es patológica, entonces ¿qué? ¡Y si es así! La sociedad está enferma.
Una terapia puede normalizarte en el sentido de que te ajusta a la sociedad, ¡pero, la sociedad está en si misma enferma!
Por eso sucede que en una sociedad enferma una persona que está sana es considerada enferma.
La sociedad está enferma en si misma porque la sociedad no es más que tu colectividad. Si todos los miembros están enfermos, la sociedad está enferma y cada uno de los miembros han de adaptarse a ella.
El yoga no es una terapia, el yoga no trata en forma alguna de adaptarte a la sociedad. OSHO

10 LADRONES DE TU ENERGÍA, Dalai Lama




1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente.
2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.
3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.
4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.
5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.
6- Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.
7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.
8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.
9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.
10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.
Dalai Lama

domingo, 24 de agosto de 2014

Yoga, la ciencia del alma, Osho

Con la comprensión, la mente desaparece.
Súbitamente te das cuenta de que nadie más era responsable de tu sufrimiento; tú lo estabas creando continuamente; momento a momento eras el creador.
Y estabas creando tu sufrimiento y pedías cómo trascenderlo, cómo no ser desgraciado, cómo alcanzar la felicidad, cómo alcanzar la paz.
Y mientras preguntabas lo estabas creando. Incluso al preguntar "¿cómo puedo alcanzar la paz?" estás generando sufrimiento porque entonces dices, "me he estado esforzando mucho y no he alcanzado la paz. Estoy haciendo todo cuanto puede hacerse y aún no he alcanzado la paz, ¿cuándo voy a Iluminarme?"
Entonces estarás creando más sufrimiento al hacer también de la Iluminación un objeto de deseo, lo cual es absurdo.
Ningún deseo será satisfecho. Cuando veas esto, el desear desaparecerá; estarás Iluminado. Sin deseos, estás Iluminado; con deseos sigues moviéndote en un círculo de sufrimiento.

miércoles, 1 de enero de 2014

Paellas, Creación y Evolución, todo un logro

 Ante todo es imprescindible la presencia del Maestro Paellero, esto es de suma importancia, ya que crear una paella por uno o varios aficionados inexpertos puede resultar totalmente desastroso. Mejor esperar.

 Una ves llegado el Maestro Paellero, que algunas veces viene acompañado por otro Maestro de igual rango, comienza la elaboración. Todo un arte. Hay que decir que el Maestro Paellero necesita de la ayuda de otros, para que le aviven el fuego y le sirvan aperitivos, sino el Maestro Paellero de mosquea y la paella no sale en condiciones.

  El sagrado momento en que el arroz el depositado en la paellera, aquí el Maestro Paellero sabrá que movimientos son los precisos y hará saber a sus ayudantes parte de sus misterios.

 El fuego  nunca debe perder su fuerza vital, que es traspasada a la paella en forma de cocción, el Maestro Pellero dejará que esto lo realicen otros de los ayudantes, para él poder aprovechar ese momento con un traguito y alguna vianda.

 El aspecto de la paella terminada debe ser perfecto y será el Maestro Paellero quien disponga de que el momento ha llegado.
 El reparto suele hacerlo el segundo Maestro Paellero, con la ayuda de otro aspirante, los comensales irán arrimando el plato con prisas y desesperación, el arroz puede pasarse.
 El final más digno de una paellera es que se encuentre vacía, eso significa que el Maestro Paellero hizo el Arte y transfiguró la combinación de alimentos. Alquimia pura.
Y todos en grupo elogian al Maestro Paellero, para que la próxima vez vuelva a ofrecerse con devoción mística a la creación de una paella.